domingo, 30 de agosto de 2015

¿Quien eres tu?



¿Donde está aquel hombre
que amaba?
¿Y quien eres tu?
Se que está ahí,
en el fondo de tus ojos.
que son los mismos.
Se que está ahí,
atado a tus manos,
que son las mismas.
Pero en tu corazón
ya no está el hombre
al que amaba.
¿Y quien eres tu?

domingo, 5 de julio de 2015

Nada


Se me murió el amor
que tanto me entregaba,
se me murió el dolor
y aquello que abarcaba.

Solo queda vacío.

Y me pregunto:
¿Porque el amor dolía?
¿Porque al dolor amaba?

Y el porque te quería 
cuando tu a mí me odiabas.

¿Y ahora que soy sin ti?
No lo se
porque no siento nada.

martes, 19 de noviembre de 2013

Sin Amor


Sin amor nada soy
todo me falta
sombra en la sombra
un rio sin remanso
sin tus fuertes brazos 
de púnico guerrero
¿Que me queda?
¿Que soy?

Sin tu amor
Océano en la costa
un mar sin naves
ni Ondinas que lloren
cantando por mi pena
o tu retorno
¿Que me queda sin ti?
¿Que soy?

domingo, 12 de mayo de 2013

Me gustaría


Me gustaría conservar el centro
del Universo en el que habita tu memoria.
Me gustaría descubrir el tiempo
en el que se perdieron nuestras horas.

Mas se que soy veleta y no alborada
ni puerto, ni refugio, ni alacena,
y es por eso que vivo condenada,
esperando un amor que nunca llega.

sábado, 5 de enero de 2013

Olvidar


Hasta que vi tus ojos
no aprendí a amar
ni a mirarme en las aguas cristalinas
buscando entre sus ondas tu recuerdo.

Hasta que vi tus labios
no aprendí a besar
ni a sentir en mi rostro las caricias
que revolvían mis cabellos sobre el viento.

Hasta que vi tus manos
no aprendí a rezar
ni a creer en las cosas imposibles
que existían enterradas en mis sueños.

Hasta que vi tu alma
no aprendí a olvidar
y a derrumbar los castillos en la arena
y a caminar en la vida sin recuerdos.

viernes, 4 de enero de 2013

En Homs (4)


En Homs
me han dicho que
no sale ya la luna,
que hay algo que ha cubierto el cielo.

En Homs
me han dicho que
no llueve ahora agua,
y que lágrimas ácidas caen del cielo.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Una Dalia


He prendido una dalia en mi cabello
igual que una promesa.
¿No viste acaso que la aurora me ha elegido
tu compañera?
Ya prende el sol en los brotes del camino,
no es mediodia,
y la dalia prendida en mi cabello
no se marchita.
Vuelven los hombres ya del campo de trigales
y entre las sombras
el reflejo del sol en tus cabellos
ha cegado mis horas.
Por la tarde reuno las semillas
que atesoraba
y preparo al ocaso de los dias
cosas preciadas.
Que la noche me sorprenda entre tus brazos
ya lo sabia,
y la dalia cual promesa entre tus manos
se deshacia.

sábado, 10 de noviembre de 2012

A mi niño distinto




Y ahora cantaré un poema
para mi niño distinto, 
a aquel bebé que tu eras 
y que me robó el autismo, 
a aquel niño que no fuiste 
porque lo quiso el destino,
a aquella flor desgranada
que ahora es mi niño distinto.

Cantaré para ofrecerte
la pobre vida en que existo,
para que todos te vean
con los ojos que te miro,
para que no te confundan
con alguien que no es mi hijo,
que no es el hijo de nadie,
sino un loco sin sentido.

Que la sociedad te acepte
es lo único que pido,
que vivir en paz te dejen
es la verdad que yo exijo,
que no te mire la gente
con lástima o desatino,
que acepten lo que yo acepto:
Que eres un niño distinto.

Tan distinto como otros
que dicen que son normales,
que distintos somos todos,
incluso los animales.
Si quieren buscar rarezas
que se vayan hasta Marte,
que en esta misera tierra
al sufrir somos iguales.

Y ahora callaré mi canto,
para dejar que tu hables,
con tus ojos, con tus manos,
con tu carita de ángel.
Dime con tus no-palabras
lo que sientes sin hablarme,
en esa esfera lejana
que tal vez creas tu madre.

Habla y grita y dile al mundo,
aunque quieran que te calles,
que existes, que estás aquí,
y que no habrá quien te pare,
y que no tienen derecho
a herirte ni a despreciarte,
y que exiges el derecho
a ser distinto y distante.


Poema premiado con una mención en el año 2005 en el Concurso Alonso Quijano

sábado, 20 de octubre de 2012

Me puedo imaginar


Me puedo imaginar
algún amanecer
mas triste, mas vacio
o mas lleno de sol.
o incluso alguna primavera
mas fria, mas aciaga.

Me puedo imaginar
algún atardecer
mas tibio, mas calmado
o mas lleno de ruido,
o incluso cantos de sirenas.

Me puedo imaginar
tu llanto, tu sonrisa,
o al niño no nacido, 
aquel al que perdimos,
o al que recuperamos.
o al que nos dio la vida.

Me puedo imaginar
un cielo de tormenta,
o el devenir del mundo,
o el caos del silencio
entre las cosas muertas.

Me puedo imaginar
el mundo sin fronteras,
o un cielo encadenado,
pero perder tu amor
o sentir tu abandono,
no puedo, no, amor mio,
no puedo imaginarlo.

viernes, 6 de julio de 2012

Pendientes de la Reina

en mi balcon

sábado, 2 de junio de 2012

Volveremos

Volveremos
a la tierra de la tierra
de los antepasados,
a recoger las ruinas
y a enterrar el pasado.

Volveremos
con la rama del jazmín y del olivo
y los ojos cansados,
a construir las casas
y a sembrar en los prados.

Volvermos a Homs.
Volveremos