miércoles, 13 de mayo de 2009

Amarte


Amarte es tan fácil...
es como
abandonarse a la caricia
de las tardes de invierno
es como
amasar la harina
y hornear el tiempo
es como
si el amor no fuera ya
sino el breve espacio
de un recuerdo
y
descansar en las horas
lánguidas
retóricas
límpidas
donde solo existe
el tacto leve de la yema
de tus dedos