lunes, 8 de junio de 2009

Duerme


Duerme en mis brazos
amor mio
Olvidemonos del tiempo
y de las cosas
De todo aquello
que no seamos
tu y yo
y la suave brisa
que mece las flores
del jardin
Duerme en mis brazos
y que vuelva el amor
primigenio
que unio nuestras almas
a acariciar las esquinas
del destino
Duerme
y no me dejes despertar
que mi mortaja sean tus brazos
y pueda morir
y descansar en la paz
y el olvido