jueves, 15 de octubre de 2009

En Palestina

En Palestina me dejé olvidado
Un puñado de tierra
Las lágrimas de una madre
Mis sandalias gastadas del camino...
.
En Palestina me dejé olvidada
La espada perdida de Saladino
La historia escrita de los cálamos
La sangre de los ríos...
.
En Palestina se quedó mi alforja
enterrada
en una tumba de entre tantas tumbas
de los mártires olvidados...
de los niños palestinos...
.
Por Palestina me quedé llorando
hasta que no me quedo nada
mas que el vacio.