lunes, 16 de noviembre de 2009

La sunna

La palidez de la luna
intimida a la noche
perfumes de hierba y de agua
extasian el corazón de las palmeras
tierno como leche de resina.
.
Los ojos amarillos de los buhos
relucen en la penumbra
del follaje
como linternas colgadas.
.
Mas arriba
el alma beduina
ávida de espacios
se confunde con las constelaciones
que migran de Oriente a Occidente
siguiendo la sunna.