domingo, 27 de diciembre de 2009

Al despertar el alba

Cuevas profundas de lumbre rociadas
dulces praderas de incienso perfumadas
dunas cubiertas de tiendas entoldadas
vuelven a mi al despertar el alba.
.
Espejos límpidos vestidos de dos caras
rocas de llanto por siempre amortiguadas
soles de agosto y nubes olvidadas
vuelven a mi al despertar el alba.
.
Labios de fuego y ojos de obsidiana
palidos brazos y besos de alboradas
calor de hombre y amor de mil mañanas
ay, me dejaron, al despertar el alba.