viernes, 5 de febrero de 2010

Lágrimas


Creí que ya no me quedaban lágrimas...
me equivoqué.