lunes, 15 de marzo de 2010

Sueño con Bagdad

Sueño
Con la sonrisa del mártir
Y con las cuencas vacías de los muertos
Con los ríos de tinta y sangre
De la Babilonia antigua
Que tiñeron el Tigris
Y el Eufrates
De la civilización antigua derrotada.

Sueño
Con las voces de los niños huérfanos
Y el eco del muecín
En la vieja barriada
De calles sin fin ni principio
Y casas derrumbadas
En los escombros del camino.

Sueño
Con lagrimas de sangre
Y madres que lloran por sus hijos
En el ruido de la muerte inesperada
Y el dolor y el vacío
La perdida del honor y los valores
De la cultura arrasada por el fuego.

Sueño
Bajo la sombra de las palmeras quebradas
Y los carbonizados olivos
Con la voz de los poetas olvidados
Con la orgía pagana del exilio.
Siempre que cierro mis ojos abusados
Bagdad
Sueño contigo.