viernes, 9 de abril de 2010

Abandoné mis naves


Abandoné mis naves
en la playa lejana,
acaricie el crepúsculo
de la tibia alborada.
Y te ame en mi pasión,
mas alla del delirio,
para postrar mis hombros
cuando recé contigo.