jueves, 22 de abril de 2010

He brotado

He brotado de la tierra
por ti,
para ti,
para poder amarte.
He acariciado la tibia arenilla
y el pedernal áspero.
Me arrastre por la turba y el fango
por ti,
para ti,
para poder amarte.
Broté como una flor rara,
única,
como planta o musgo;
no lo sé,
porque no tengo ojos
para poder mirarme.
He bebido el agua dulce
y la salada,
y hasta las lágrimas
de los viandantes,
por ti,
para ti,
para poder amarte.