jueves, 30 de septiembre de 2010

A ti, a quien hace mucho tiempo llamé padre

He querido recordarte,
y no, no puedo.
Has muerto.
Y ahora yo ¿que hago?
¿Como hago para olvidarte
si no te recuerdo?
Has muerto.
Sólo tengo unas fotografías antiguas
testigos mudos de que una vez
estuviste en mi vida.
¿Y que puedo hacer?
¿Que hago yo conmigo misma,
padre?
Has muerto.
Hasta la rama del jazmin
que deje en tu tumba
ya se la llevó el viento.
Has muerto...