jueves, 11 de noviembre de 2010

Me perdí en tus labios

Porque me perdí en el valle
de tus pálidos labios,
no puedo encontrar el rumbo,
y soy como el Maynun de Leyla,
que no encuentra el descanso.