viernes, 16 de septiembre de 2011

El tutor

Besó la mano del tutor maldito
que alegre enajenaba su memoria.
¡Que promesas le dio de aprendizaje
de perdidos saberes, y de olvidadas formas!
Mas le entregó en el afan de ser mas sabio
su identidad, su nombre y su persona.