domingo, 9 de octubre de 2011

Dime que no es mentira

Dime que miente tu temprana ausencia,
dime que no es tortura ni lamento
lo que dicen tus ojos cuando miras
a los profundos pozos del deseo.

Dime que no es mentira que me amas,
dímelo y morire mil y un veces en mi infierno,
dimelo y seré lava derretida,
solo por la condena de tus besos.