lunes, 13 de febrero de 2012

No me digas ¡vete!

Que mas quisiera yo que volver
a pisar la tierra teñida de sangre de la patria.
a besar los ojos de mi madre
que se quedo esperando
a los hijos que nunca mas volvieron,
perdidos para siempre en una tierra extraña.

Que mas quisiera yo que volver,
asi que no me digas ¡vete!
porque mi tierra la perdí y ya no la encuento
y ya no se quien soy ni quien me aguarda. 
.